Reseña "El asesinato de Roger Ackroyd"


Ficha Técnica


Título: El asesinato de Roger Ackroyd
 
Título original:
The murder of Roger Ackroyd
 

Serie: Libro autoconclusivo

Autor/a: Agatha Christie


Editorial:  RBA

Páginas:
256 páginas 


ISBN: 9788490561720

Precio: 4,95€




Sinopsis

Mrs. Ferrari ha muerto víctima de una sobredosis de somníferos. Hace un año, su marido murió al parecer de una gastritis aguda. Caroline Sheppard, la hermana del médico del pueblo, sospecha que fue envenenado. Poco después, Roger Ackroyd, el terrateniente de la villa, aparece muerto con una daga tunecina clavada en la espalda. ¿Estarán las tres muertes relacionadas? ¿Tendrá Caroline razones para sospechar? Afortunadamente al pueblo ha llegado un nuevo vecino, un hombre bajito de grandes bigotes, que se ha retirado a descansar y a cultivar calabacines.

Opinión Personal

Yo de verdad, de verdad, que no puedo con esta mujer. Todo lo que leo de su cosecha, me enamora.

Hace tiempo, habiendo leído ya dos de sus obras (Diez negritos y Asesinato en el Orient Express), alguien me dijo: "Eh, Lucía, ¿Sabías que la única novela de Agatha Christie que aparece en la lista de "1001 libros que leer antes de morir", no te lo has leído todavía?". Se trataba de "El asesinato de Roger Ackroyd", y corriendo que fui a ello.
No sé por qué, pero pensé que no disfrutaría tanto de su lectura como de las dos anteriores, tal vez porque el título no me resultaba conocido, pero de todos modos decidí embarcarme en el viaje. Y dejadme deciros que de lo único que me arrepiento es de no haberlo leído antes.
Esta novela es la cuarta publicada de las aventuras de Hércules Poirot, nuestro detective más carismático. Ah, qué maravilla volver a encontrarme con él por las páginas. Poirot es un personaje de lo más pintoresco, con ese bigote suyo tan bien cuidado y sus famosas células grises de primera qualité.
En este caso, Poirot se encuentra en un pueblo inglés con la intención de retirarse a cultivar calabacines, pero alguien ha asesinado a Roger Ackroyd y una joven pide a nuestro detective que trabaje en el caso y atrape al asesino... y vaya si lo hace.

Por un lado, os voy a comentar brevemente algunos de los personajes de esta historia, pues tampoco quiero dar demasiados datos: 
Nos encontramos de primera mano con el doctor Sheppard que es quien, a falta del mejor amigo de Poirot en esta novela, nos relata la historia mientras acompaña a nuestro protagonista en esta aventura. 
Luego tenemos a su hermana, Caroline, quien me ha hecho mucha gracia por ser descaradamente cotilla. Llegaba un momento en el que me daba la impresión de que conocía más del misterio que el propio detective. 
Además contamos con una serie de personajes de lo más variopintos, y ese es uno de los elementos principales por los que adoro las historias de Agatha Christie: un mayordomo, un notario, la bella sobrina del asesinado, una arrogante ama de llaves, un inspector de policía, el hijo del fallecido... hay tantos tantos personajes, y todos tan diferentes... QUE ES IMPOSIBLE ADIVINAR QUIÉN FUE EL ASESINO, como en todas las novelas de Agatha Christie.
Compréndanme bien: quiero llegar a la verdad. Ésta, por fea que sea, es siempre curiosa y resulta hermosa para el que la busca con afán.
Pues bien. Yo, aka una Sherlock Holmes frustrada que no acierta nunca, sospeché de un personaje que en un principio pensé se salvaría en seguida, dando todo lujo de detalles sobre su inocencia. Suele pasar que la autora te hace sospechar de alguien para luego, ¡ZAS! Te das cuenta de que te has equivocado.Y es que nadie mejor que Agatha Christie para demostrarnos que nos puede llevar a su terreno; a creer lo que ella quiere que creamos, y que aun así pensemos que vamos a acertar. ¿No es divertido? 
Con esta novela no ha sido así. Al menos en mi caso, pues he acertado con el personaje culpable desde un primer, o casi mejor, un segundo momento (¡He necesitado emplear como he podido mis células grises!) Y vaya, vaya. A pesar de haber acertado, me he llevado la sorpresa de todos modos. Es increíble cómo la historia no decae en ningún momento. Devoras las páginas sin darte cuenta, y cuando lo haces ya lo has terminado. Incluso las más bobas conversaciones son interesantes. El ritmo es trepidante, pues con cada paso de página avanzas en la investigación y el asesino va cogiendo forma. 

Agatha Christie, como ya habréis notado en esta y mis dos otras reseñas de la autora, es de mis escritoras favoritas. Es capaz de crear una historia completa de asesinatos y sospechosos, donde todo encaja y cada uno de los personajes son redondos y tienen sus propios motivos, excusas, coartadas... todo. Novelas donde el ritmo lo es todo, y que cuentan con finales sorprendentes, pues el shock te lo llevas, hayas adivinado el asesino o no.
Si no habéis leído nada de esta autora, por favor, hacedlo. Y si ya habéis probado alguna de sus historias, ¡leed más, muchas más! 
Y sabed, que siempre irá un paso por delante de vosotros. Uno, o dos.
 

Puntuación
¡4,5 pollitos sobre 5!

¿Y vosotros? ¿Habéis leído esta novela, u otras de la autora? ¿Qué os parece? 
¡Os escucho! 

UN BESACO,


2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Guau, vaya cabecita, yo no logré adivinarlo aunque sí que es verdad que en algún momento se me pasó por la mente jajaja.
    Me gustó mucho este libro, como todos los de esta señora. Ahora me voy a poner con el de Muerte en el Nilo, a ver que tal.

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  2. Hoy sí que tu reseña me viene caída del cielo, ya que estaba decidiendo mi siguiente lectura y no sabía si era momento de animarme con El asesinato de Roger Ackroyd que, como bien dices, está considerada como una de las mejores novelas de la autora. Leí las primeras cuarenta páginas y si vi que parecía estar narrado por el Dr. Sheppard, así que ya veremos qué nos depara cuando continúe con su lectura.

    Mientras tanto, te mando un beso enorme y espero que estés muy bien ♥

    ResponderEliminar