Reseña "Pergamino: el hijo del Cazador de Libros"







Ficha Técnica


Título: Pergamino: el hijo del Cazador de Libros
 
Título original:
Pergamino: el hijo del Cazador de Libros

Serie: Libro autoconclusivo

Autor/a: Sergio A. Sierra (Ilustraciones de Meritxell Ribas)


Editorial:  La Galera

Páginas:
256 páginas 


ISBN: 9788424640682

Precio: 17,75€ 



Sinopsis

Esta es la historia de Pergamino, el hijo del bibliotecario del reino eslavo de An. Una historia que trata sobre un libro maldito perdido, sobre vanidosas profetisas y tortuosos oráculos y sobre criaturas y poderes antiguos como la noche. Estas son las aventuras de un niño, el hijo del Cazalibros, al que no le daba miedo viajar en compañía de demonios, ni de brujos, ni de legendarios guerreros condenados a la locura con tal de salvar a su padre. Esta es la historia de Pergamino, un niño que vivía en una biblioteca llena de libros y que un buen día descubrió que no todos los relatos tienen finales felices.

Opinión Personal

Al comenzar el libro, nos encontramos con una introducción bastante compleja. Lo difícil de esta es la cantidad de nombres eslavos que hay a lo largo de ella: nombres propios, batallas, lugares..., como una cordillera llamada Urálskiye góry, la ciudad Ana'vyed, el término husidarya...
Aun así, sin darse uno cuenta, nos introducimos tanto en la historia que no reparamos en los extraños nombres que tiene cada cosa en el libro.
Nuestro peque protagonista.
Como ya dije sobre el libro anteriormente, me llevé este libro por amor a primera vista, ya que nunca he leído libros con ilustraciones, a no ser que fuera de pequeñita. Lo compré sin pensármelo dos veces, y una vez comencé la historia, con todas las hermosas ilustraciones, volví a sentirme aquella niña de 7 años que disfrutaba de cuentos ilustrados.
He leído en muchos lugares, que califican la novela de "infantil/juvenil", pero yo tacharía lo de infantil, ya que a pesar de que Pergamino, nuestro protagonista, es un niño de 8 años, el lenguaje empleado por Sergio A. Sierra es bastante complejo, hecho que me ha sorprendido mucho, y las ilustraciones de Meritxell Ribas son, aun preciosas, un tanto espeluznantes y oscuras.
Al comienzo, después de esa pequeña introducción con nombres rarísimos, nos encontramos con Pergamino, el hijo del bibliotecario del reino de Ann. Pergamino vive entre libros, y aprendió a leer antes que a hablar, y a escribir antes que a andar, según nos cuenta el escritor.
Vive una vida cómoda y espera llegar a ser Cazador de Libros, como su padre, pero un giro en su historia relacionado con un Upiro hará que deba emprender un viaje lejos de su hogar y de su familia.
¿No os da miedo? O.O
Uno de mis personajes favoritos, por no decir mi favorito, es Susurramales, el diablillo que vive en la biblioteca ayudando a mantenerla limpia y cuidada, ya que hizo un trato con el Cazador de Libros que le ataba al lugar, y es capaz de hacer lo imposible por intentar ser liberado. Me encanta porque es un listillo, que quiere cumplir su tarea de "diablo", pero no puede por dicho trato. Es un personaje muy original y ocurrente, que nos dará unas cuantas frases cargadas de ingenio, pero también es muy cobarde, por lo que odio a Susurramales, y a la vez le adoro.
A lo largo de la historia, nos vamos situando en diferentes lugares, todos con su toque de originalidad que hace que no quieras dejar de leer, y nos encontramos con personajes, con lo que sentiremos afinidad, o querremos estrujar, según nuestros gustos. Una de las cosas que más me han gustado de este libro, es que cada personaje tiene su pequeña historia, y todos y cada uno de las historias son muy especiales, algunas muy bonitas.

"Páposhka, ¿por qué cuanto más leo y más aprendo más cuenta me doy de que lo que desconozco es aún mayor?"

Un punto negativo que he encontrado para mi gusto, es que según avanzamos en la historia, sabiendo a dónde nos tenemos que dirigir, suceden improvistos a menudo que nos hacen cambiar de dirección y alargar así mucho más la historia. Pero aun así, es un relato realmente original, con una idea muy bien desarrollada y unas ilustraciones que hacen la boca agua, cosa que nos permite saber exactamente cómo son nuestros personajes físicamente.
Una historia que me ha hecho sentir pequeña y volver a ilusionarme al pasar la página y ver una nueva ilustración. 
¿Recomendable? Si te gustan las historias llenas de aventuras, bonitas, con principios y moraleja, de final agridulce y que te dejan con buen sabor de boca y una sonrisa en los labios, sin duda deberías leer este libro, que es una lectura rápida -a pesar de los nombres eslavos- y fácil.

Lleno de leyendas y personajes míticos, como la Abuela, las tres profetisas, Volj Vseslav'evich, que es un personaje que da mucho que hablar, y la niña sentada en la roca tocando música con una ocarina de arcilla... Muchos personajes, y la mayoría sorprendentes.
Por último, añadiré que según he podido observar recorriendo las páginas, la historia nos muestra que estamos dispuestos a cualquier cosa por quien nos importa, aun sabiendo que podríamos perder algo en consecuencia.
"Debes aprender a oír los libros, Pergamino. No solo a leerlos y estudiarlos, sino que debes sentir sus voces" (...) "Algún día, Pergamino -acababa diciéndole su padre con una sonrisa orgullosa-. Ten paciencia. Llegará un día en que despertarás y ellos te llamarán y tú oirás sus voces. Y ese día te convertirás en un verdadero cazalibros."

Puntuación
¡3/5 pollitos!
¿Qué hay de ti? ¿Lo has leído? ¿Te llama la atención?
¡Un beso fuerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada